Eficacia en el Concurso de Acreedores
Plaza Salamero 14, 5º C
50.004 Zaragoza

902 106 454
Haga su Consulta
envíe un correo a:

  • 10/06/2009 - PREGUNTAS CLAVE QUE TODA EMPRESA DEBERÍA SABER SOBRE EL CONCURSO DE ACREEDORES - MANUEL CAPDEVILA BLASCO

     

    ¿Qué y para qué sirve el concurso de acreedores?

    Es ante todo un proceso judicial que trata de resolver la situación de insolvencia de un deudor cuando tiene una pluralidad de acreedores.

    ¿Hay obligación de declararse en concurso de acreedores?

    Sí, cualquier deudor deberá declarase en concurso de acreedores en el plazo de 2 meses desde la fecha en que hubiera conocido o hubiera debido conocer la insolvencia. Su incumplimiento podría conllevar que los administradores de personas jurídicas respondan solidariamente de las deudas sociales.

    ¿En qué situación debe una empresa declarase en concurso?

    Cuando esté en situación de insolvencia, que es aquella en la que el deudor no puede cumplir regularmente con sus obligaciones.

    ¿Se puede resolver una situación de insolvencia sin declarase en concurso de acreedores?

    Sí, pero con graves riesgos para el deudor, pues, el acuerdo alcanzado con alguno de los acreedores no vinculará al resto, los cuales podrán iniciar ejecuciones singulares, exigir responsabilidades a los administradores sociales y pedir el concurso necesario del deudor.

    ¿Es conveniente que un acreedor se persone en el concurso de un deudor mediante abogado y procurador?

    Es muy conveniente, pues de esta manera se le dará traslado de todo cuanto suceda en el procedimiento, y para ejercitar cualquier tipo de acción concursal, así por ejemplo impugnar el informe de la administración concursal si este no le reconoce debidamente su crédito, interponer recursos...En definitiva, la personación mediante abogado y procurador le permitirá tener información actualizada de la situación y actuaciones del concursado, por lo que se considera muy conveniente.

    ¿Qué tipos de concurso existen?

    Concurso Voluntario: aquel que es solicitado por el propio deudor. Concurso Necesario: aquel que es solicitado por cualquier acreedor.

    ¿Qué beneficios fundamentales obtiene un deudor cuando es declarado en concurso?

    Con la declaración de concurso de acreedores se paraliza transitoriamente las ejecuciones singulares, se suspende el devengo de intereses, se prohíbe por regla general la compensación entre créditos y deudas, se garantiza la igualdad de los acreedores de una misma clase y se crea la posibilidad de lograr un convenio en el que se establezcan quitas y/o aplazamientos que afectará a la gran mayoría de los acreedores.

    ¿Cuáles son los derechos básicos de un acreedor en un concurso de acreedores?

    Todo acreedor tiene derecho (y obligación) a comunicar su crédito en el plazo ante mencionado y a asistir e intervenir en la Junta de acreedores.

    ¿Cómo se publicará la declaración de concurso?

    Se publicará en el BOE, en un diario de los de mayor difusión en la provincia donde el deudor tenga el centro principal de intereses, así como en un diario de los de mayor difusión en la provincia donde radique su domicilio. El plazo de un mes para comunicar los créditos contará desde la última de estas publicaciones.

    ¿Se dirigirá la administración concursal a los acreedores cuando se produzca una declaración de concurso?

    La administración concursal, como órgano auxiliar del juez que es, se dirigirá a la mayor brevedad posible mediante comunicación individualizada a cada uno de los acreedores cuya identidad y domicilio consten en el concurso, y le informará de la declaración del concurso del deudor y del deber que tienen los acreedores de comunicar sus créditos.

    ¿Qué deben realizar una empresa cuando su deudor es declarado en concurso?

    Deberá comunicar sus créditos a la administración concursal por escrito a través del juzgado en el plazo de un mes a contar desde la última de las publicaciones acordadas en el auto de declaración de concurso.

    ¿Qué consecuencias tiene la comunicación tardía de los créditos?

    La consecuencia es su postergación mediante la calificación del mismo como subordinado.

    ¿Cuál es el contenido de esta comunicación de créditos?

    El acreedor debe hacer constar: Nombre, apellidos, DNI, los créditos que pretenda le sean reconocidos, los datos que permitan identificar la relación jurídica de la que traen causa estos créditos, su cuantía, fecha de origen y vencimiento, garantías reales y personales y la clasificación jurídica de los mismos.

    Esta comunicación es trascendental pues determina lo que se pide en el concurso, así si el acreedor se equivoca y pide menos de lo que le corresponden podrá impugnar la Lista de Acreedores, pero en muchos casos (hay algunas excepciones) no prosperará,  por ello es muy importante esta comunicación prepararla y presentarla con un equipo jurídico-económico. De esta manera los intereses del acreedor estarán salvaguardados desde el inicio.

    ¿Qué es la clasificación de los créditos?

    La clasificación marca la posición de los créditos dentro del concurso, y en especial el orden de preferencia de cobro en caso de liquidación. El acreedor en su comunicación necesita hacer constar la posición que a cada uno de sus créditos le corresponde dentro de la clasificación de créditos y los motivos que justifican esa clasificación: si un crédito es un crédito contra la masa, con privilegio especial, con privilegio general, ordinario o subordinado y el porqué.

    ¿Qué es un crédito concursal?

    Son los créditos generalmente generados con anterioridad a la declaración del concurso y que se integran en la masa pasiva del concurso,  y por tan tanto integran la Lista de Acreedores. Son de 4 tipos: crédito con privilegio especial, con privilegio general, ordinario o subordinado.

    ¿Qué es un crédito contra la masa?

    Son aquellos créditos que se generan con posterioridad a la declaración del concurso, que generalmente su vencimiento o exigibilidad es posterior a la declaración del concurso. No son acreedores concursales y por consiguiente ni votan el convenio ni quedan afectados por él. Estos créditos son prededucibles, se pagan por entero sin reducción alguna, a su respectivo vencimiento, y si se abre la liquidación, se satisfacen con carácter previo a los demás créditos.

    ¿Qué es un crédito con privilegio especial?

    Son aquellos créditos  que se satisfacen con preferencia respecto de un bien o derecho concretos, habitualmente porque tiene constituida una garantía real sobre los mismos. Ventajas: Estos créditos llevan aparejado el privilegio de ejecución separada sobre el bien a que afectan, en caso de liquidación tienen preferencia de cobro por encima de cualquier otro siempre sobre el bien o derecho concreto que afectan, y no quedan sujetos al convenio salvo que voten a favor del mismo.

    ¿Qué es un crédito con privilegio general?

    Son aquellos cuya preferencia de cobro no recae sobre bienes en concreto. Ventajas: Estos acreedores no gozan del privilegio de ejecución separada pero gozan de preferencia de cobro en caso de liquidación y no están sujetos al convenio salvo que voten a favor del mismo.

    ¿Qué es un crédito ordinario?

    La Ley Concursal clasifica estos créditos con carácter residual, pues son aquellos que no se encuentran clasificados como con privilegio especial o general o ni como subordinados. Estos acreedores no gozan de privilegio alguno, están sometidos al convenio y en caso de apertura de la liquidación el pago de estos créditos se efectuará a prorrata con cargo a los bienes y derechos de la masa activa que resten una vez satisfechos los créditos contra la masa y los privilegiados.

    ¿Qué es un crédito subordinado?

    Son créditos que están postergados con respecto a los ordinarios y ocupan una posición muy débil, en caso de liquidación cobran los últimos. Las razones de esta postergación son muy dispares y van desde la comunicación tardía, carácter accesorio (intereses), naturaleza sancionadora (multas), por la concurrencia de mal fe en los actos perjudiciales para el concurso, y por la condición personal de sus titulares (personas especialmente relacionadas o vinculadas con el concursado).

    ¿Si el acreedor cumple con su obligación de comunicar su crédito ostenta ya desde ese momento su condición de acreedor en el seno del concurso?

    No, la comunicación es una obligación (carga) de los acreedores pero para que se produzca su reconocimiento es necesario que la administración concursal lo considere como tal en la Lista de Acreedores, documento que deben presentar en el plazo de 2 meses a partir de su aceptación.

    ¿Para que sirve el reconocimiento de un acreedor en la Lista de Acreedores?

    Suponer que va a esta a resultas del concurso de su deudor en lo tocante a sus créditos, tanto si el concurso termino por convenio como por liquidación. A su vez la inclusión en la Lista le permite ostentar unos derechos dentro del concurso (votar convenio, derechos de cobro en su caso, etc), que de otra manera no tendría.

    ¿Qué ocurre si no me han incluido mi crédito en la Lista de Acreedores?

    Será necesario impugnar la Lista de Acreedores, planteando el correspondiente incidente concursal, para lo cual se necesita abogado y procurador.

    ¿Qué ocurre si me han incluido mi crédito en la Lista de Acreedores por un importe menor?

    Será necesario impugnar la Lista de Acreedores, planteando el correspondiente incidente concursal, para lo cual se necesita abogado y procurador.

    ¿Qué ocurre si me han incluido mi crédito en la Lista de Acreedores con una clasificación diferente a la que he solicitado en mi comunicación?

    Será necesario impugnar la Lista de Acreedores, planteando el correspondiente incidente concursal, para lo cual se necesita abogado y procurador.

    ¿Qué efectos tiene la declaración de concurso sobre los acreedores?

    • Se prohíbe la compensación entre créditos y deudas del concursado, salvo la compensación cuyos requisitos hubieran existido con anterioridad a la declaración del concurso.
    • Se suspende el devengo de intereses, salvo en los créditos con garantía real.
    • Se interrumpe la prescripción.

    ¿Va a desaparecer una empresa declarada en concurso de acreedores?

    No necesariamente, nuestra legislación concursal prevé dos tipos de soluciones al concurso: el convenio con continuidad de la empresa y la liquidación, dando preferencia a la primera frente a la segunda.

    ¿Hay posibilidades de cobro de un deudor declarado en concurso de acreedores?

    Sí, el crédito del acreedor no se puede considerar ni mucho menos perdido. Con la anterior legislación concursal, cuando un acreedor solicitada la suspensión de pagos generalmente se encontraba en un estado de quiebra total. Por el contrario, con nuestra actual legislación concursal, acomodada a la normativa comunitaria, se obliga al deudor a pedir la declaración de concurso antes, cuando previsiblemente su estructura económica y sus recursos todavía se pueden salvar en muchos casos, con lo que las posibilidades de cobro de los acreedores aumentan.

    ¿Qué efectos tiene el concurso sobre los contratos?

    La declaración de concurso por regla general no afecta a la vigencia de las obligaciones sinalagmáticas, por lo que los contratos se deberán cumplir por ambas partes, salvo que el concursado o la administración concursal soliciten del juez del concurso la resolución del mismo.

    ¿Se puede resolver los contratos por incumplimiento?

    Cualquiera de las partes podrá resolver el contrato por incumplimiento, sea éste anterior o posterior a la declaración del concurso.

    Si la resolución es debida a un incumplimiento anterior a la declaración del concurso, los créditos a favor del acreedor se integrarán en la masa pasiva y quedarán vinculados al procedimiento concursal. Si la resolución es por un incumplimiento posterior a la declaración del concurso, el crédito a favor del acreedor se satisfará con cargo a la masa y no quedará vinculado por el procedimiento concursal.

    ¿Es válida la cláusula que establezca la resolución de un contrato por la simple declaración del concurso de cualquiera de las partes?

    No, se tendrá por no puesta:

    ¿Qué ocurre con el contrato de arrendamiento urbano cuyo arrendatario ha sido declarado en concurso de acreedores?

    Como para cualquier otro contrato, la declaración del concurso no supone la pérdida de vigencia del contrato de arrendamiento. No obstante, el arrendatario en base a la Ley de Arrendamientos Urbanos podrá iniciar el correspondiente juicio de desahucio, procediendo al lanzamiento si hubiere lugar.

    ¿Qué ocurre con las ejecuciones hipotecarias?

    No se podrán iniciar  ejecuciones y las iniciadas quedarán en suspenso desde la declaración del concurso  si recaen sobre bienes del concursado afectos a su actividad profesional o empresarial hasta que se apruebe un convenio que no le afecte o transcurra un año desde la declaración del concurso, salvo que antes se hubiera producido la apertura de la liquidación.

    Una vez abierta la fase de liquidación, sólo los acreedores cuya ejecución fue paralizada por la declaración del concurso podrán solicitar del juez la reanudación de la ejecución. El resto de los acreedores perderán su derecho a ejecutar en procedimiento separado, teniendo que esperar a que el bien sobre el que recae su derecho se enajene de acuerdo con el plan de liquidación para obtener con su producto la satisfacción que les corresponda.

    ¿Puedo iniciar una demanda judicial contra una empresa declarada en concurso de acreedores?

    Sí, pero los jueces del orden civil o social ante quienes se interponga demanda de la que deba conocer el juez del concurso se abstendrán de conocer.

    ¿Qué ocurre con el IVA repercutido por los acreedores al deudor?

    Conforme a lo dispuesto en el artículo 80.tres de la ley 37/1992, del Impuesto sobre el Valor Añadido, según la redacción dada por la ley 62/2003, "la base imponible podrá reducirse cuando el destinatario de las operaciones sujetas al Impuesto no haya hecho efectivo el pago de las cuotas repercutidas y siempre que, con posterioridad al devengo de la operación, se dicte auto de declaración de concurso. La modificación, en su caso, no podrá efectuarse después de transcurrido el plazo máximo fijado en el número 5 del apartado 1 del artículo 21 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.

    Sólo cuando por cualquier causa se sobresea el expediente del concurso de acreedores, el acreedor que hubiese modificado la base imponible deberá modificarla nuevamente al alza mediante la emisión, en el plazo que se fije reglamentariamente, de una factura rectificativa en la que se repercuta la cuota procedente."

    Como consecuencia de esto, los sujetos pasivos (emisores de las facturas) de las operaciones incursas en el procedimiento concursal podrán emitir una factura rectificativa atendiendo a lo siguiente:

    1. la rectificación tiene carácter OPCIONAL o VOLUNTARIO.

    2. PLAZO MÁXIMO PARA LA MODIFICACIÓN: la rectificación no puede efectuarse después de transcurrido el plazo de 1 MES desde la última de las publicaciones obligatorias de la declaración del Auto en el diario que se publique y en el BOE (mismo plazo que el que se tiene para comunicar los créditos).

    3. la rectificación solo procede cuando no se hayan cobrado las cuotas repercutidas y siempre que la operación se hubiese devengado antes de la fecha del auto de declaración del concurso.

    4. la rectificación o modificación de la base se llevara a cabo mediante la expedición y remisión de la factura o documento que rectifique los expedidos con anterioridad, de acuerdo con las obligaciones de facturación fijadas en el RD 1496/2003, por el que se aprueba el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación.

    5. la factura rectificativa DEBE SER REMITIDA A LA MAYOR BREVEDAD POSIBLE A LA SOCIEDAD O SOCIEDADES DEUDORAS EN EL DOMICILIO SOCIAL DE LAS MISMAS para su constancia en el procedimiento.

    6. en todo caso, el acreedor deberá haber facturado y anotado las operaciones previas en el libro registro de facturas expedidas en tiempo y forma, y, una vez rectificada en los plazos señalados, desde la fecha de expedición de la factura rectificativa, el acreedor dispone a su vez de un mes para comunicar la modificación efectuada a la AEAT de su domicilio acompañando la copia de las facturas rectificativas, la copia del auto judicial de declaración de concurso del destinatario de las facturas (no es preciso testimonio) o certificación del Registro Mercantil y la manifestación expresa de que la modificación no se refiere a créditos garantizados, afianzados o asegurados, a créditos con personas y entidades vinculadas ni a créditos adeudados o afianzados por entes públicos (supuestos en los que conforme a la LIVA no cabe la rectificación).

    7. la expedición de la factura rectificativa deberá mantener el dato relativo a la base imponible en los términos en que se procedió a la expedición del documento original, consignando corregido el dato de cuota tributaria que se deja de repercutir al cliente, precisamente como consecuencia de la modificación de la base imponible, dejando claro que dicho dato se hace igual a CERO.

    8. Procederá la modificación nuevamente al alza de la cuota repercutida si se hubiere modificado previamente cuando se concluya el procedimiento en los supuestos del artículo 176 de la Ley Concursal.

    ¿Qué es el convenio concursal?

    Es un acuerdo celebrado entre el deudor concursal y sus acreedores, el cual es vinculante para todos ellos, y cuyo contenido regula fundamentalmente la forma de satisfacción de los créditos.

    ¿Cuál es el posible contenido del Convenio?

    El convenio podrá contener quitas y/o esperas.

    Con carácter general, el convenio no podrá contener reducciones en los créditos que superen la mitad del importe de cada uno de los créditos ordinarios.

    Con carácter general, el convenio no podrá contener esperas superiores a cinco años.

    ¿Qué es una quita?

    La quita es una reducción o condonación de los créditos.

    ¿Qué es una espera?

    Es un aplazamiento en el pago de los créditos.

    ¿Cabe un convenio para liquidar una empresa?

    En la legislación vigente solo caben los convenio encaminados a dar continuidad a la actividad de la empresa, no cabe pactar en el convenio nada sobre como se va a liquidar la empresa.

    ¿Qué es la Junta de Acreedores?

    Es precisamente la reunión convocada a los efectos de deliberar y votar todas las propuestas de Convenio presentadas y alcanzar el convenio concursal que permita la satisfacción de los acreedores y la continuidad de la actividad empresarial.

    ¿Tienen los acreedores el deber de asistir a la Junta?

    No, es un derecho al que pueden renunciar los acreedores. Ahora bien, es muy conveniente que asistan puesto que la Junta de Acreedores se celebra en su propio beneficio e interés y por norma general aunque no asista, lo convenido allí le va a afectar quiera o no.

    ¿Pueden asistir a la Junta los acreedores por medio de apoderado?

    Sí, no es necesario que asistan personalmente.

    ¿Qué acreedores tienen el derecho a asistir a la Junta?

    Tan sólo aquellos que figuren en la Lista de Acreedores, por ello es muy importante que los acreedores supervisen (cuantía de su crédito, clasificación) el contenido de la Lista de Acreedores.

    ¿Cómo se aprueba el Convenio?

    Para que sea aceptada por la Junta una propuesta de Convenio será necesario el voto favorable de, al menos la mitad del pasivo ordinario del concurso.

    Ahora bien, cuando la propuesta consista en el pago íntegro de los créditos ordinarios en plazo no superior a 3 años o el pago inmediato de los créditos ordinarios vencidos con quita inferior al 20%, será suficiente que vote a su favor una porción de pasivo superior a la que vote en contra.

    ¿Cuándo adquiere eficacia el convenio?

    En el momento en que se dicta la sentencia aprobándolo.

    ¿Qué efectos tiene la aprobación del Convenio?

    El concursado va a quedar vinculado por su contenido, cesarán los efectos que tuvo sobre el concursado la declaración de concurso, la administración concursal cesará en sus funciones, y en lo tocante a los acreedores, el contenido del convenio vinculará a acreedores ordinarios y subordinados, incluso aunque voten en contra del convenio, lo cual significa que sus créditos quedarán extinguidos y/o aplazados. Así mismo los acreedores privilegiados sólo quedarán vinculados al convenio si votan a favor de la propuesta.

    ¿Puede el Juez controlar el cumplimiento del Convenio?

    El deudor debe informar al Juez sobre el grado de cumplimiento del convenio.

    ¿Qué puede hacer un acreedor si se incumple el Convenio?

    Cualquier acreedor podrá pedir la declaración de incumplimiento del convenio, que supondrá la rescisión del convenio la extinción de los efectos sobre los créditos.

    Qué es la liquidación?

    Es la fase del concurso en la que se produce la conversión en dinero (hacer líquido) mediante la enajenación de todo el patrimonio empresarial (bienes y derechos) para poder satisfacer a los acreedores. Nuestra legislación concursal prevé dos finales para el concurso: el Convenio o la Liquidación. Si no se puede alcanzar el Convenio o este deviene en imposible cumplimiento habrá que proceder a la Liquidación.

    ¿Cuándo se produce la apertura de esta fase?

    En esencia cuando se prevea que no se va a poder alcanzar un convenio, o alcanzado este no se está cumpliendo.

    ¿Quién puede pedir la liquidación?

    El deudor concursado, los acreedores y el juez de oficio en determinados casos.

    ¿Cómo se puede conocer la existencia de la liquidación?

    Para los acreedores personados mediante abogados y procurador se les notificará personalmente, de ahí la conveniencia de estar personado. En cualquier caso el auto judicial de apertura de la fase de liquidación va a ser publicado en el BOE y en un periódico de gran circulación donde el concursado tenga su domicilio).

    ¿Cuándo puede pedir la liquidación el deudor?

    En cualquier fase del procedimiento, desde la petición inicial del concurso hasta cuando una vez alcanzado el convenio considera el concursado que le va a ser imposible cumplirlo. En este último caso la solicitud de liquidación es preceptiva, no una posibilidad. El incumplimiento de esta obligación puede acarrearle importantes consecuencias en la pieza de calificación.

    ¿Cuándo pueden pedir la liquidación los acreedores?

    Los acreedores que conozcan que el convenio es de imposible cumplimiento, podrán solicitarlo si acreditan a insolvencia del deudor concursal.

    ¿Qué efectos inmediatos tiene la apertura de la fase de liquidación?

    1º.- Va a suponer la inmediata suspensión del ejercicio de las facultades de administración y disposición del patrimonio del deudor.

    2º.- Si es persona jurídica se declarará la sociedad disuelta.

    3º.- Los órganos de administración o liquidación de la persona jurídica cesarán de inmediato pasando a ser sustituidos por la administración concursal.

    4º.- Se formará la sección de calificación, en la que se determinara si el concurso es fortuito o culpable y se depurarán responsabilidades.

    5º.- Se producirá el vencimiento automático de todos los créditos concursales.

    ¿Cuánto tiempo dispone la administración concursal para liquidar el patrimonio?

    La administración concursal dispone salvo causa justa de un periodo de un año. Se puede prorrogar más de un años si la administración concursal justifica que si se enajenan bienes dentro del periodo de un año se van a perder importantes oportunidades de ventas que van a producir un grave perjuicio a la masa activa.

    ¿Cómo se enajena el patrimonio del deudor concursado?

    La Ley prevé que la administración concursal elabore un plan de liquidación, al cual los acreedores podrán formular alegaciones que podrán ser apreciadas por el juez. La Ley Concursal prevé que en la medida de lo posible las unidades productivas se enajenen como un todo. Esta enajenación se hará preferentemente por subasta pública, y solo cuando se declare desierta se procederá a la enajenación directa.

    ¿Cómo se paga a los acreedores?

    1º.- Antes de proceder al pago de los créditos concursales, la administración concursal debe proceder al pago de los créditos contra la masa, sin que estos pagos puedan efectuarse con cargo a los bienes afectos al pago de los créditos con privilegio especial. Estos créditos deberán satisfacerse a sus respectivos vencimientos.

    2º.- Los créditos con privilegio especial se pagarán con cargo a la realización de los bienes o derechos afectos. Una vez cobrado el acreedor privilegiado, si hay remanente una vez enajenado el bien, se destinará al pago de los demás créditos previa su inserción en la masa activa del concurso. Si el bien o derecho afecto no fueran suficientes para cubrir la totalidad del crédito con privilegio especial, la parte del crédito no satisfecha será pagada a prorrata con resto de los créditos ordinarios.

    3º.- Pagados los créditos contra la masa y los créditos con privilegio especial, se atenderá el pago de los acreedores que disponen de privilegio general.

    4º.- Una vez pagados los acreedores contra la masa y los privilegiados se procederá al pago de los acreedores ordinarios. Estos serán satisfechos a prorrata y conjuntamente con los créditos con privilegio especial, en la parte que éstos no hubiesen sido satisfechos con cargo a los bienes afectos.

    5º.- El pago de los créditos subordinados se efectuará si todavía existe patrimonio, una vez hayan sido íntegramente satisfechos todos los créditos ordinarios.

    ¿Qué es la calificación del concurso?

    Es la parte del concurso que determina las responsabilidades del concursado,  sus administradores de hecho y de derecho y cómplices.

    ¿En qué concursos se produce la apertura de la sección de calificación?

    En todos aquellos en que se abre la liquidación y en aquellos en que se alcanza un convenio con una quita superior a 1/3  del importe del crédito o espera superior a 3 años.

    ¿Es competente la administración concursal para calificar un concurso?

    No, sólo el Juez del concurso es el competente para calificar el concurso, la administración concursal tan sólo emite un informe el cual no es vinculante para el Juez.

    ¿Qué tipos de calificaciones tiene el concurso?

    Fortuito o Culpable.

    ¿Cuándo se califica un concurso como culpable?

    Cuando en la generación o estado de la insolvencia hubiera mediado dolo o culpa grave del deudor, o en caso de persona jurídica, de sus administradores o liquidadores, de derecho o de hecho.

    ¿Quiénes puede quedar afectados por la calificación del concurso?

    El deudor concursado, sus representantes legales, y en caso de persona jurídica, sus administradores de derecho o de hecho. Además si con el deudor hubieran cooperado con el deudor o sus representantes legales o sus administradores o liquidadores a la realización de cualquier acto que haya fundado la calificación del concurso como culpable.

    ¿Qué consecuencias conlleva la calificación del concurso como culpable?

    1º.- Tanto el deudor como el resto de las personas afectadas por la calificación quedarán inhabilitadas para administrar bienes ajenos o representar a cualquier persona durante un periodo entre dos a quince años.

    2º.- Las personas afectadas por la calificación perderán todos los derechos que tuvieran como acreedores concursales o contra la masa.

    3º.- Las personas afectadas por la calificación serán condenadas a restituir los bienes o derechos que hubieran obtenido indebidamente del patrimonio del deudor o de la masa activa, indemnizando los daños y perjuicios causados.

    4º.- En caso de la sección de calificación se hubiera abierto fruto de la apertura del periodo de liquidación, podrán ser condenados los administradores o liquidadores, de hecho o de derecho de la persona jurídica al tiempo de declararse el concurso, y también los que hubieren ostentado esa condición durante los últimos, a pagar a los acreedores concursales total o parcialmente, el importe que de sus créditos no perciban en la liquidación de la masa activa.

ACCIÓN CONCURSAL Plaza Salamero 14, 5º C 50.004 Zaragoza Tel: 902 106 454 Fax: 976 795 097 informacion@accionconcursal.com